Mostrando entradas con la etiqueta Perfeccionismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Perfeccionismo. Mostrar todas las entradas

Gwyneth Paltrow: «Mi peor enemigo es el perfeccionismo»

11:29 Add Comment

¿Eres perfeccionista? ¿Lo consideras un defecto o una virtud? ¿Sabías que algunas estrellas como Gwyneth Paltrow lo consideran una cualidad negativa?  Aquí te muestro, lo bueno, lo malo y lo feo del perfeccionismo para salir de dudas.

Celebrities rehab
Gwyneth Paltrow, celebridad femenina de Hoolywood, declaró al USA Today: «Una de mis más negativas cualidades es el perfeccionismo y creo que yo inconscientemente proyecto eso, pues proviene de auto-dudas e inseguridad. Esta es la parte irónica».

Gwyneth Paltrow no está sola en su batalla contra el perfeccionismo, celebridades como Emma Watson, Daniel Craig, Eminen, John Travolta, Kim Kardashian también se han declarado perfeccionistas. Ellas manifiestan no ser felices hasta alcanzar sus propios estándares de perfección. Un ideal difícil y elusivo casi siempre.


Perfeccionismo: ¿Bueno o malo?
El perfeccionismo no es 100% negativo, pero se vuelve un problema cuando te paraliza y bloquea tu capacidad de hacer algo simplemente por temor a equivocarte. Estas actitudes te parecerán familiares:

-Búsqueda de perfección.
-Imponerse estándares excesivamente altos de desempeño.
-Preocupación constante por la opinión de los demás.
-Severamente autocrítico con el propio rendimiento.

Veamos ahora ambos lados del perfeccionismo.

El lado oscuro del perfeccionismo
Si estás de este lado del perfeccionismo puedes tener estos problemas:

-Ansiedad social (tensión): No puedes soportar emocionalmente, ningún resultado que no sea perfecto.
-Obsesividad: Aún el más pequeño descuido o desarreglo puede derribarte.
-Frustración: Tu ves los errores como fracasos imperdonables y no como la oportunidad de aprender.
-Depresión: Sobrereaccionas o te caes si eres criticado.

La cara amable del perfeccionismo
Estas cualidades del perfeccionismo pueden ser empoderantes si las manejas adecuadamente.

-Altos estándares: Ponerte metas te mantiene enfocado y motivado.
-Organizado: Te ayuda a ser más eficiente.
-Detallista: Si tienes pasión  por los detalles quizás cometerás menos errores.
-Excelencia: Por tu compromiso con la calidad, serás una persona confiable y un trabajador respetado.

En conclusión, si aprovechas el lado positivo del perfeccionismo diremos que tienes un perfeccionismo saludable. Gracias por leer el artículo. Si te gusto, coméntalo y dime que te pareció.

Psicólogo Renzo Benvenuto
rbenvvenuto@doctor.com

Perfeccionismo: 7 estrategias de supervivencia

15:46 Add Comment


El exceso de perfeccionismo puede traerte poblemas en tu trabajo, inseguridad, o quizás te haga posponer tareas. Revisa estas 7 estrategias de supervivencia para lograr un perfeccionismo saludable.

¿Te parece familiar?
Si a menudo sientes que tu desempeño nunca es suficiente o bastante bueno; si tardas demasiado en entregar trabajos porque tratas de mejorarlos interminablemente; si tienes la presión de rendir más del 100% en todo y además te devora la ansiedad ansiedad, es probable que seas una persona excesivamente perfeccionista.

Este problema es muy comun según vimos en el articulo: Gwyneth Paltrow: «Mi peor enemigo es el perfeccionismo». También comentamos acerca de aprovechar el lado positivo del perfeccionismo. En esta ocasión te muestro siete estrategias de supervivencia.


1. Desventajas del perfeccionismo
Valora las desventajas del perfeccionismo. Hasta ahora, ¿cómo te ha afectado en términos de estrés, nervios, autocrítica, capacidad de relajarte o de disfrutar de cosas nuevas? Esto te ayudará a tener claro por qué quieres cambiar.

2. Reemplaza el  'Necesito hacerlo bien'
Diferencia lo que “prefieres” de lo que “necesitas”: es agradable y deseable hacer las cosas bien y lograr lo que te propones, pero recuerda que no es imprescindible hacerlo todo perfecto y que siempre salga bien.

3. Bajar el listón
Baja un poco el listón: escoge una o varias actividades para hacerla al 80% o al 60% (en lugar del 100%). Comprueba cuánto has disfrutado y qué resultados has obtenido. Observarás como hacerlo con menos tensión, aumenta tu satisfacción y tus ganas de hacerlo mejor.

4. Vivir el momento
Cocinar el alimento, concentrarse en su olor, en su apariencia; poner algo de música y disfrutar del sonido. En tonces no dejarás espacio para preocuparte sobre algúna crítica acerca de ti o si fallarás el exámen del día siguiente.

5. Fallar a propósito
Realiza algo realmente terrible. Por ejemplo, pintar un cuadro horroroso, bailar desastrozo o escribir un poema insufrible. Esto ayudará a retar y reprogramar tu creencia básica de que es insoportble cometer errores o hacerlo imperfecto.

6. Lleva un diario
Lleva un registro de las cosas en las que sueles buscar la perfección a lo largo del día. Te servirá para observar tu estado de ánimo cuando tratas de ser perfecto. Eventualmente mejorarás emocionalmente al ver tu perfeccionismo desde otro ángulo.

7. Toma pequeños riesgos
Toma pequeños riesgos. Por ejemplo, retrásate a propósito 5 minutos en alguna cita, comete errores ortográficos contestando el email, altera el orden de tu agenda, etc. Esto reprogramará tu cerebro gradualmente y sentirás que nada malo sucede cuando tomas riesgos.

Psicólogo Renzo Benvenuto
rbenvenuto@doctor.com